viernes, 15 de junio de 2012

No me vistas si vas a mudarte

Me he trenzado el invierno y el otoño en un vestido lleno de frambuesas. Soy roja por fuera. Roja por dentro. Me he teñido tantas veces como vidas he vivido. He soñado imaginado y descrito. He callado siempre me he fumado me he empapado y he sido Sahara cada noche durante los últimos cinco infiernos. Cada temporada de setas de olas gigantes y playas desiertas. He sido. Me he sido.

No me he sobrevivido. Me he bebido. Siete vidas seguidas de siete gatos iguales. Siameses como las llaves siamesas como las almas siamesas como una manzana cortada sin gracia cuatro veces seguidas en cuatro corazones. Rotos. Y rotas las medias. Las manos rotas en la rotura del epicentro de mi medio cuerpo roto. Y crujiendo las esquinas de nuestras cuatro manos haciendo la piel del cero del nulo del invisible tiempo que cala que llueve. Llueves.

Me regalas una piruleta azul cielo azul lengua azul pasión estrellándose contra el suelo. Mi suelo roto los pasos rotos. Me regalas. Azúcar de caramelo. Me regalas una vida sin ti que me pertenece. Te sobrevivo regalo. Nos inundamos. Y mutamos y.

Cerca te mudas dentro te escribes naces dentro no te mueres me eliminas. Nadas. Pez de sal lagrimada. Pez del silencio. Pez sin mas hambre que de si mismo. Nadas.

Desaprendí.

2 comentarios:

  1. "Me regalas una vida sin ti que me pertenece." Te quiero, bonita :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rojo mejillas rojo besos sobre las tuyas.

      Eliminar